Trabajaré contigo para que consigas el convenio que mejor proteja tus derechos y los de tus hijas e hijos. Te ayudaré a fijar una una base para continuar tu vida. Tu convenio te proporcionará:

Tranquilidad

Sabrás a qué atenerte. En el convenio se fijará con quién vivirán tus hijas e hijos, cuándo visitarán al otro progenitor, la pensión de alimentos que recibirás o pagarás para cubrir sus necesidades. También determinará el reparto y adjudicación de los bienes comunes y las prestaciones económicas que, en su caso, correspondan. En definitiva, te permitirá planificar y disfrutar una nueva etapa de tu vida.

Seguridad

Tu convenio lo aprobará un juez y estará sujeto a la legalidad vigente. Si no se respeta, acudiremos a la Justicia para asegurar su cumplimiento, garantizando así el bienestar de tus hijas e hijos y el tuyo propio.

Confianza

Hace 23 años que ejerzo como abogada. Desde el inicio, me he dedicado al Derecho de Familia. Al poco tiempo, me interesé por la violencia de género y la violencia doméstica. Y, conocedora de los beneficios de la resolución extrajudicial de los conflictos, en el 2001 me formé como mediadora familiar. Estoy asociada a la SCAF (Societat Catalana d’Advocats de Família). Pertenezco a la Comisión de Familia de Dones Juristes. Habitualmente asisto a Congresos, Jornadas y conferencias para estar al día.

Discreción y confidencialidad

Puedes contar con mi máxima discreción y confidencialidad: antes, durante y después de nuestra colaboración, con independencia de las particularidades de tu convenio.

Tu vida en tus manos

Tú decides. Tu convenio es una base segura para continuar tu vida, con la satisfacción de haber conseguido las mejores condiciones posibles para toda tu familia.